9 de agosto de 2022

Todas las artes ¿Estan muriendo?

Los inicios de siglo y la ausencia de arte popular
Cambio de siglo, cosas inminentes que no lo fueron, el Y2K, se terminó la nostalgia en diseño y música que produjo el inicio de 2000. En 20 años se aceleraron muchas formas de expresión sociales; emos, otakus aumentaron exponencialmente hasta ser mainstream, el metrosexual era un hombre fenómeno y lo queer tomaba forma corporativa.
Luego de estos focos no se dio una secuencia natural de lo social entre lo que fue 2012 y lo que vemos hoy como sociedad, enfrentamientos ideológicos fuertes en lo político que antes sólo pertenecían a una minoría de consumistas de productos asiáticos de la ola que inició en 2003.

La difuminación del pop asiático mantuvo un importante interés en el arte juvenil, con su temporal emotividad

La caída de la música y el arte
En la música el rock, lo pop, y el reggaeton perdieron lugar y se montaron otros géneros como el trap o el dubstep que demostraron marcar solo una franja de tiempo en lo popular y es que hay productos creados por tecnologías para producir música a baja escala. En las artes plásticas tambien, ya que los objetos para el mercado del arte más popular dependen de su creación por individuos y pymes con su proliferación en redes sociales más que nunca.

Instrumentos de tecnología a la mano, usados sin conocimientos en el arte, limitan sus expresiones en lo «ready to print»

El arte tiene una nueva revolución de materiales en nuevas manos, los rotuladores Posca son el mayor ejemplo de ello. Lo que quizás se está perdiendo serían los sujetos del arte y los nuevos símbolos carecen de conexión con lo anterior, por sus nuevas y fáciles formas, arte para la población.
La perspectiva del sistema tradicional del arte
En sentido social el arte manejado por las instituciones vendría a sufrir de aceptación de esos cambios, porque tal incluye ideologías del siglo pasado como referentes, sobre todo políticos. De ahí la sensación para sus círculos de que el arte se pierde, ya que no remunera, ni mantiene estatus por sí mismo, sino en relación a otros términos más determinantes, como lo es la inmobiliaria y el diseño de interiores. Es esta la ruptura social del arte, no del arte, sino del arte como parte de los nuevos movimientos tecnológicos.

Nueva variante del arte, el arte feminista…acuñado para esta generación junto a una ideología social 
En la música tenemos el mismo fenómeno, otros instrumentos repercuten en las manos de los jóvenes, y en sí la forma de producir la nueva música hace de la diseccionabilidad auditiva de los elementos de la producción, sonidos sintéticos, estructuras, filtros en el oído del principiante en música los referentes en el aprendizaje y ejecución de la música de hoy.
Los nuevos cambios del arte
En todas las artes entramos en un nueva forma de realidad, una nueva generación que nació sin poder alcanzar a discernir todas las artes anteriores debido al ruido que forman las nuevas tecnologías en su acelerado relevo de invenciones y una menos diversidad de referentes humanos a los cuales acudir en géneros y estilos musicales, al mismo tiempo que en las artes plásticas, ya que la abundancia de productos que veremos se enriquecen más en ideas que en el tipo de médium, como lo era el tradicional, óleos.

Spinning, splattering y pouring, artes de fácil aprendizaje que dependen de los efectos de la gravedad
En lo colectivo están los significantes del arte y de ello las expresiones emocionales del arte. Lo simbólico en lo onírico siempre tendrá fuerza frente al intento realista. Hoy pasan por el medio del arte muchas temáticas que corren de perder interés rápidamente y se trata de esa unión equivocada del arte con lo pop. Tomando en cuenta la explosión del arte entre la juventud y el hecho de que a mayores fuentes para el aprendizaje rápido, este se adelanta a la madurez de sus ejecutores.
En fin el arte solo se está transformando, empujando a transformar en tesoros al arte de las décadas pasadas del siglo XX, al darle más valor en esta nostalgia de pasado que se hace de su nuevo valor.

Todas las artes ¿Estan muriendo? Leer más