Diferencias entre la dictadura Venezolana y la Panameña.

Diferencias entre la dictadura Venezolana y la Panameña.

Vistas: 17
0 0

Con la fuerte sublevación de la oposición civil en Venezuela hacia el régimen que se vive en estos momentos, se está dando un nuevo nivel en intensidad, violencia y determinación del pueblo venezolano ante el embudo subsistencial en que tiene el Chavismo al país en la administración de Maduro. Las protestas han llegado a un nivel táctico muy refinado, lo que observando bien, no pinta bien para los futuros enfrentamentos entre la sociedad venezolana y los policías militares. La situación en Venezuela contrasta con nuestra recordada dictadura panameña en algunos sentidos y en otros no. Como en nuestro país el destino del pasado régimen fue otro aquí les mostramos en que difieren y se parecen ambas dictaduras.

Diferencias: Ambos sistemas de gobierno tenían motivaciones muy diversas.


Omar Torrijos, fue parte del golpe de estado dado a Arnulfo Arias en 1968, gobierno que nunca pudo desplegar la práctica de su doctrina, pero sí materializar en sus cortos periodos sus ideologías sociales, muy arriesgadas para los intereses de sus adversarios, entre ellas el derecho a sufragio en la mujer y la creación de la una vez eficiente Caja del Seguro Social. Arnulfo Arias Madrid ganaba las elecciones por última vez con su siempre presente plan de gobierno al estilo Donald Trump al destacar ideales nacionalistas dirigidas lograr nuestra autonomía como país y así hacer frente una recurrente escena de corrupción de gobiernos que sólo actuaban para los intereses de la clase pudiente bajo el respaldo de la policía nacional. Por tanto fraguar golpes militares en esos días era la solución política contra su política.

El 9 de enero de 1964 se dió el suceso que indirectamente contribuyó a que el sentimiento nacionalista ya abonado por el arnulfismo en el pueblo cambiase de curso cuando el Presidente Rodolfo Chiari rompió relaciones con los Estados Unidos. Este cambio de circunstancias lo aprovechó la policía nacional para mejorar su imagen, seduciendo al pueblo en la ideología nacionalista robando protagonismo a la doctrina arnulfista y la doctrina socialista anti-imperialista caló en una gran parte del pueblo,  añadiéndose Panamá al clima revolucionario que se vivía en la región hasta culminar en una dictadura autoritaria.
Para los militares este cambio sólo podría tener razones estratégicas, porque detrás del estreno de la dictadura Torrijista el poder fue compartido inteligentemente con la oligarquía de turno, en un ambiente sosegado donde la industria y el comercio eran saludables y en el que a los militares no les interesaba obtener también el poder comercial. El golpe también perpetuaba enemistades políticas con la oposición arnulfista por los abusos de poder que al relevarse en Noriega esta dictadura luego de la muerte de Omar Torrijos pasaron del foco político al agravante de una dictadura sistemática que violaba los derechos humanos. Con Noriega los militares abarcaban cada vez más poder y la clase política era manipulada al antojo por el gobierno castrense, mientras que los oligarcas que hacían la oposición se molestaban porque eran alejados cada vez más de tener influencias en el poder.  Desde entonces empezaron a estructurar un nuevo movimiento político-social, dando la aparición de una oposición civil que iba activándose en la sociedad panameña.

Telemetro, canal 13, medio televisivo que fue clave en la percepción de como la dictadura amenazaba las libertades sociales y de expresión.

En contraste con aquel Panamá, Venezuela pinta una realidad diferente, siendo un país potencialmente rico debido al petróleo, las diferencias sociales eran cada vez más abismales y la corrupción y distribución de las riquezas era desigual y el control de la clase pudiente marginaba al pueblo, de ahí surgió la doctrina Marxista de Chávez, sus intentos de golpe para crear una reestructuración total de Venezuela, llevando a los militares y sus adherentes al control absoluto del país, dejando una limitada acción a la oposición en una democracia controlada.

Parecidos: El pueblo amaba a su Dictador, pero no a su sucesor.

Una de las tantas fotos que eran producto artístico del camarógrafo oficial del estado castrense. En serio estas fotos se trabajaban como propaganda para la imagen de Omar.

El General Torrijos brotó como líder de la misma manera que aparece un desconocido ante el populismo en escena luego de perpetrar el golpe. Torrijos adquirió su carisma al reforzar sus campañas sociales y de desarrollo desde las montañas y campos hasta con el tiempo convencer a la urbe de que era un lider positivo, el que, a través de la prosa socialista se fue haciendo más carismático. En realidad era un Dictador mediador, ya que en su sistema todos se beneficiaban, pero más tarde la corrupción brotó en nuevas manos.
Con este nuevo panorama la corrupción administrativa en el gobierno se empezó a dar de forma especializada, la clase media tomó fuerzas y la economía se hizo estable, pero la corrupción tomaba más vuelo y es aquí donde el poder corrompe. En 1979 se crea el PRD, partido eje de los militares, y que incluían los políticos que desde la década antepasada se enfrentaban políticamente, incluso en escenarios violentos a los arnulfistas. En 1981 Torrijos muere en aquel misterioso accidente aéreo y surge un líder a la fuerza, Manuel Antonio Noriega y sus Fuerzas de Defensa como una neo-dictadura y esto no le gusta a los rabiblancos de oposición, porque la política de Noriega no les agradaba, por su cero carisma y su propaganda personal contra la oligarquía , además deun paulatino abandono del aspecto socialista que el torrijismo mantenía, relevando esta responsabilidad ideológica al PRD siendole útil en tiempos de elecciones enfocándose la dictadura nuevamente en los aspectos de persecución política y violación de los derechos humanos.  Con todas estas fallas democráticas la creciente oposición civil denunciaba internacionalmente el absolutismo militar del gobierno donde el ejecutivo y el legislativo funcionaban a control remoto.

Es completamente entendible que quienes tenían las posiciones de poder acostumbradas siempre eran los ricos desde los tiempos coloniales, y en el caso de Panamá, así como en Venezuela sus intereses se vieron en peligro y siendo dueños por décadas de sus países no iban a dejar aquel poder vitalicio en manos de una dictadura.

En el caso de Chávez como líder, él sí tuvo que trabajar su liderazgo, y la trayectoria de su ideología socialista llevaba mucho camino. La realidad social de Venezuela no era tan diferente a la del Panamá de antes de los años 80’s. Los rabiblancos de allá, la mayoría descendientes de europeos, pero con cultura latina sofocaban al pueblo en la marginación social en un país rico por motivos del petróleo. El producto cultural que exportaba Venezuela eran las telenovelas de contraste social, el clásico y recurrente tema de los ricos y los pobres, lo que nos decía mucho de como la oligarquía entretenía al pueblo con ilusiones donde ellos eran, como dueños de los medios, quienes adoctrinaban con sueños y una cultura deficiente a Venezuela. Al morir Hugo Chávez, Nicolas Maduro le suplantó y ganó luego las elecciones por la dividida tendencia social y política que hasta el momento se mantenía influyente por la ideología del Chavismo.

Igualdades: El choque de clases, el Panamá de los 80’s y el Venezuela actual en tiempos de dictadura.

Primero que todo queremos apuntar que cuando nos referiremos a los “Benezolanos” en el siguiente  texto, no será generalizando, hablamos de aquellos que tienen algunos problemas de convivencia social y que han hecho visible esa parte negativa que los panameños hemos experimentado, por lo tanto escribiremos sobre el por qué de la actitud de esos Benezolanos en especial, ya que no todos se comportan así, porque en la experiencia nos ha tocado conocer buenos panas venezolanos a quienes debemos un respeto objetivo.
Atemporizando ambas dictaduras, y comparando la sociedad del Venezuela de hoy al Panamá de nuestra pasada dictadura, las diferencias son pocas y las igualdades de roce social son casi un espejo una de la otra. Venezuela esta atrasada socialmente en casi 30 años. Las diferencias entre clases que se vive en Venezuela ha estado criogenizada a nuestros ojos pudiendo observar en nuestro propio país actitudes y pensamientos de cierto nivel clasista en diversos Benezolanos que han emigrado aquí muy parecidos a la manera en que nuestros rabiblancos en los 80’s tenían respecto al resto de la población. El clasismo, el racismo y la segregación influían en la actitud de nuestros rabiblancos. Por eso es fácil observar como una parte de los Benezolanos que han hecho éxodo a nuestro país presentan estos síntomas de retraso social en su inclusión a nuestra idiosincracia, todo motivo de esa personalidad social de país que expresan.
Las novelas venezolanas eran el producto de cada noche en nuestra televisión nacional, donde la ilusión de las amas de casa era que el amor de la humilde protagonista y el acaudalado personaje se culminara en la confortable palabra “fín”.
Por lo tanto los Benezolanos en nuestro país han de aprender a aceptar su nueva realidad y convivir de acuerdo a ella, además es una actitud no excluyente sólo de los Benezolanos de clase alta, sino también de variedad de inmigrantes pobres, ya que el aliciente a esta conducta lo es el comportamiento de la moneda. La exagerada conversión y el aumento de valor del dinero al cambiar a Bolívares en Venezuela distorsiona la percepción del Benezolano sobre el dinero. Por esta razón es que objetivizan en una irracional envidia al que por defecto es el administrador del dinero -al panameño- y a su suerte de tener dólares como circulante. De esta manera se despiertan en ellos los pecados capitales de la avaricia, la envidia y la gula que se mezclan para hacerles expresar a ciertos conciudadanos Benezolanos esas maneras en que hemos visto se refieren a nosotros. El asunto de las oportunidades se debe también a la motivación ante el dinero lo que les hace expresarse así sobre el panameño; sobre sí es perezoso, irresponsable con el trabajo y que no tiene cultura de atención. Pero desconocen que ese contraste radica en su ignorancia sobre la sociocultura del panameño en su propio país.
Somos un país exageradamente pequeño, con una sensación histórica de seguridad económica en cualquier sentido, por eso el despreocupamiento y la supuesta falta de necesidad de superación a falta de una cultura de competencia, de la misma manera puede haber estado ocurriendo desde dentro de Venezuela con el acondicionamiento paternalista en que vivieron al iniciar la dictadura Chavista, donde todo se regalaba. Por eso no nos extrañemos de que haya Benezolanos que también tengan este comportamiento, así como a nosotros nos acondicionó el pasado torrijismo.

Paty la chica Ye-Ye, segmento del Programa La Cáscara, sustraía esas costumbres sociales que se reflejaba en la sociedad de los 80’s con un humor negro altamente segregacional. Podemos decir que la Cáscara en su contenido de humor es la contraparte de las novelas Venezolanas, dedicadas al choque de clases.

El fenómeno social clave que mezcló las clases en Panamá lo fue la acción de la Cruzada civilista, un grupo liderado por figuras mayormente políticas de la oligarquía quienes dominaban los medios y necesitaron del pueblo para mentalizarnos a pelear por la democracia.
El poder de la dictadura crecía más, y se distorsionaba hasta llegar a los mandos inferiores donde las violaciones a la moral y a los derechos humanos eran motivadas por intereses político. Con esto queremos decir aún así que los militares se administraban bajo los valores de aquella disciplinada ideología castrense militar heredada de Torrijos, pero el Norieguismo influyó negativamente en la percepción moral de las escalas menores de los militares, lo que llevó al abuso particular de la policía en la ciudadanía.
De esta manera con un bien común se fue aminorando la brecha social entre los panameños de la alta sociedad y la mayoría humilde haciéndonos más tolerantes a pesar de nuestras diferencias. Aquí las novelas venezolanas tuvieron su efecto unificador.
Luego de la invasión norteaméricana, donde la mayoría del pueblo se sintío agradecida con la liberación mostrando esa efusiva alegría hacia los soldados norteamericanos, negados ante su realidad inmediata llamada Invasíon.
Con un nuevo gobierno en la reposición del sistema democrático en 1990 la brecha social fue desapareciendo y aumentando la tolerancia entre las personas de todas las clases sociales, y este inclusivismo fomentó muchos cambios, de oportunidades, de participación, de consumo, y otros de interacción cultural. De aquí la extensión de los gustos musicales en los panameños de la alta clase, sus intereses por los eventos recreacionales populares, el reggaeton principalmente. El panameño pudiente participó de las costumbres de las masas, se hizo inclusivo y sacó provecho del comportamiento de consumo y para la clase baja se ampliaron las oportunidades de superación, de estudios privados y de crédito financiero al entrar la nueva democracia capitalista.

Diferencias: La calidad de vida en ambas dictaduras.


Cuando el canal aún no estaba en manos panameñas, Venezuela era económicamente más poderosa con su petróleo que Panamá. Yeyesito panameño en el Causeway.
Siendo panamá un país exageradamente pequeño tenía en los 80’s una singular economía de auto-sostenimiento muy eficiente y como dijimos anteriormente la empresa privada, los bancos con el dólar, servicios y producción agrícola eran excelentes y no existían problemas de carencias en la calidad de vida y aunque teníamos una dictadura impuesta el panameño podía cubrir todas sus necesidades y al pobre no le faltaba el alimento. El gobierno con su método paternalista torrijista y en los 6 años siguientes con Noriega aún no tenía crisis económicas, la corrupción pasaba por debajo de las mesas, no éramos conscientes de ella y no nos importaba tanto. Sólo con las acciones de congelación de fondos de parte de los Estados Unidos nos tocó una muestra de las condiciones que desatan una crisis en el nivel de vida.

Las mismas circunstancias que nos llevaron a una dictadura se presentaron en Venezuela. La gran diferencia estaba en que Venezuela venía sufriendo desde antes del Chavismo. Al entrar Chavez al poder se vislumbraron grandes cambios de estructura, invirtiéndose los fondos del estado y los recursos en mejorar la educación y la calidad de vida en un excesivo paternalismo en este neo-bolivarianismo social. Todo parecía bueno, hasta que la corrupción sobrepasó los niveles sostenibles de administración y fue así como el Chavismo fue sangrando la economía, se mal administró la expropiada industria privada, bajó la producción interna y con la caída del Bolívar se encarecía la importación y todo esto afectó la calidad de vida en el país y de ahí el actual éxodo de venezolanos buscando oportunidades de sobrevivencia que a diferencia del panameño, sólo emigraba del país por razones de asilos políticos en la era de la dictadura.
Terminamos nuestro análisis que compara dos dictaduras en sendos tiempos. Una local que funcionaba dentro de una estructura democrática, en teoría, la nuestra; que ponía y deponía presidentes de a dedo, como se dice.  Y la absolutista Chavista, que intentó imponer un socialismo a pie de cañón en una economía regional cortando las bases de su funcionamiento para imponer un sistema quizás efectivo, pero con una visión inconexa e irreal. Ahora no nos vengan con que estamos en Bosnia con este análisis, que aquí esto es para dummies, y no hay que tomar las cosas con fanatismo analítico. Punto.

 9 vistas totales,  1 vistas hoy

Post de interes

@heragtv

Copyright © 2013 | HeragTV | Creado por: MckenzieMedia