9 de agosto de 2022

Panamá #11 en las pruebas PISA ¿Porqué somos tan brutos como estos otros 5 países en la lista?

De entre todos los niveles PISA logrados en nuestra región latinoamericana, México apunta como el país que siempre sobresale en las pruebas del OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) oganización que a partir de 2000 registra los niveles académicos de las diferentes aptitudes y destrezas en estudiante desde los 16 años en los sistemas educativos de sus países, centrándose en tres áreas básicas, pero importantes; lectura, ciencias y matématicas.

Gráfica completa en este espacio
Encontrándonos con la noticia de que Panamá ha bajado estrepitosamente hasta incluirse entre los 7 últimos lugares en las pruebas, compartiendo infortunio con República Dominicana, Líbano, Indonesia, Marruecos, Filipinas, Kosovo y España, veamos cuales son las causales más sobresalientes de que en estos otros países la población estudiantil obtenga niveles tan deficientes.

Marruecos


El problema Marroquí redunda en la pobreza, siendo el 98% de la población pobre y siendo que a la educación pública se le destina el 30% del presupuesto anual, lo que no alcanza para sufragan la profunda ausencia de maestros y además se clausuran centros educativos por inasistencia estudiantil. La emergencia es tal, que las personas recurren a la educación no formal, con el apoyo de asociaciones religiosas y ONG’s. Mientras quienes tienen una mejor economía ponen a sus hijos en escuelas privadas. Marruecos es uno de los países de marcada inmigración hacia Europa, España, Francia y Alemania los cuales acogen personas de este país. Otra característica negativa que afecta a la educación marroquí es la radicalización Islámica. El consenso respecto a la educación es inexistente entre las partes sociales, siendo gobierno, ciudadanía y educadores quienes se culpan entre sí por los problemas de la educación.

Filipinas


Como sabemos Filipinas es gobernado por Rodrigo Duterte, y su economía se basa un 60% en los servicios, tiene niveles de crecimiento concordantes con el Chile anterior, todo económicamente apunta bien…lo malo; un monopolio de familias rige el archipiélago.

La pobreza se mantiene constante, rondando el 23% durante dos décadas, pero la educación deficiente es un problema que recae en un tercio de la población en miseria con 102 millones de habitantes. De estos…1,7 millones de niños no van a la escuela, lo que dice mucho. Menos de la mitad de estudiantes anualmente logra pasar de curso lo que se acentúa más en las regiones de alta pobreza, donde no llega la asistencia social.

El problema radica también en una población muy joven, junto a una administración educativa de marcada vejez, lo que dificulta el dinamismo de la docencia. Hay menos maestros, y debido a la edad un tercio dejará de impartir clases en los próximos 10 años.

Kosovo


Este país es un caso especial…los problemas étnicos, políticos y religiosos del área oriental de Asia durante años han sido de agitación constante y  la población de Serbia se ha tenido que someter a constantes éxodos, imposibilitando la existencia de un sistema de educación estable. Kosovo tiene una población compuesta de gente joven, pero muy pobre y en diversos estados de desventaja social, niños huérfanos, lisiados por las minas, trabajando para subsistir o en desnutrición severa. Tienen muchas causas para obtener sus bajos puntajes académicos.

Líbano


Este es uno de los tantos países de la región de oriente que ha sufrido de constantes guerras étnicas o producidas por asuntos religiosos. Este problema ha hecho que 1,2 millones de refugiados sirios -y entre ellos niños- sean asistidos en Líbano; y a quienes hay que proveer de educación.
La crisis educativa tiene décadas en el Líbano, producto de la intervención del sectarismo islámico en la supervisión de la currícula educativa. Este impedimento en la calidad de la educación la ha estancado hasta el punto de que actualmente se usan libros de texto cuyo contenido permanece inmodificable desde los años 70.

La inmigración siria trajo un problema en la educación pública del Líbano, forzando a los libaneses a optar por matricular a sus hijos en escuelas privadas. La ayuda social de Irán y su acondicionamiento Islámico en la educación pública se mantiene, lo que provoca una confusión en el estudiantado, que por balance incluye a niños de etnias y religiones variadas, incluso una parte cristiana, ya que la cohesión social permite la convivencia entre diferentes grupos sociales. La educación pública es baja en referencia a la privada, porque sus enseñanzas radican en la superioridad del Islam. Evidentemente el retraso de sus índices académicos resaltan a la vista, poca modernización y el islamismo.

Indonesia


El problema central educativo de uno de los países más pujantes del sureste asiático se debe al factor político, porque la inversión en educación por ley constitucional obliga a que el 20% se dirija a sufragar la educación, lo que fue un cambio drástico y positivo que no ocurría durante los anteriores 31 años cuando regía el gobierno autoritario de Haji Mohammad  Suharto, donde sólo se impartía el 1% del PIB.

Entonces…¿Cómo la política puede afectar la educación en Indonesia? La corrupción y el clientelismo insertado en el sistema político. Derivado en favores, regalías, permisos, incluso falsos puntajes en niveles académicos logrados, baja rigurosidad en los estándares. Abstinencia del profesorado y baja calidad de la enseñanza.  La parte positiva y que no refleja el estudio Pisa es que entre la juventud el nivel de alfabetización excede el optimo del 99.67%. Aquí vemos como la extensión de la corrupción mantiene a Indonesia por debajo de los países del área pacífico, Vietnam, y el resto del mundo en competitividad académica.

Panamá, en resumen…

Con las variadas razones por las que pasan otros países para obtener un puntaje bajo en las pruebas PISA, y con los que Panamá comparte niveles, notamos problemas étnicos, religiosos, guerras civiles, corrupción, pobreza extrema, desnutrición y violación de los derechos de los niños como grandes obstáculos que no les permite una abierta libertad para ellos educarse y pensamos. ¿Panamá merece estar dentro de estos parámetros educativos? ¿Existen excusas válidas para ello?

Podemos inferir que la educación no llega lejos, a áreas de difícil acceso. Que el presupuesto para educación siempre es recortado o limitado. O que a pesar de que las instituciones financieras prestan dinero; 300.000 millones recibidos desde el FMI por el presidente Laurentino Cortizo.

El reciente problema de la disposición de fondos compartidos con la educación privada, lo que provocó acciones de protesta por nuestra casa de estudios Universitaria.
Panamá ha calificado excelentemente en concursos académicos de orden especial, en robótica, física, y ciencias, por ser más especializadas, lo que nos reconforta. Pero las pruebas PISA se refieren a la educación general, pública, y mide los estándares de manera neta, por país, de forma que lo que mide es el empuje de la calidad profesional futura de una nación, no las especializaciones de alto nivel, las que dan oportunidades específicas a los estudiantes por ser sobresalientes y aplican sus destrezas en ellas, pudiéndose abrir individualmente un horizonte laboral incluso en el extranjero.

Los intentos de modernización tecnológica con laptops portátiles sin seguimientos son experimentos del Meduca. Los diversos casos de robo y corrupción de funcionarios en implementos y útiles. Las soluciones perentorias, como botas para los niños de áreas de difícil acceso. Por otra parte los bajos índices del promedio escolar, el alto número de revalidas en verano y el intragable plan de subsidios a niños de notas escolares deficientes. Dejan mucho qué pensar de los modelos pedagógicos, sicológicos y sociológicos que se emplean para moldear nuestra educación, que ya ha marcado como deficiente a nivel mundial, compartiendo nuestro Panamá ineficiencias incluso con nuestra hermana República Dominicana, para consuelo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.