30 de noviembre de 2022

Los suecos ociosos que iban al partido Panama vs Costa Rica

Subiame yo al metrobus desde la 5 de mayo (porque también uso mi metrobus) a eso de las 6:40 pm, importándome que dijesen vía España pa’irme pa mi casa. Me voy hasta el fondo hacia los asientos de arriba, porque como a los perros les gustan las ventanas de los carros a mi me gustan esos puestos en el Metrobus. A la altura del área hotelera de la Justo Arosemena se suben dos europeos y se colocan en los asientos inmediatamente debajo del mío. Abren conversa y lo que escucho no es ni inglés, ni alemán, así que les apodé los suecos.

Los suecos empezaron a sacar de una bolsa cervezas Balboa, y empezaron a darle a la lengua. En todo el camino sacaban sus pintas y se las tomaban, mientras que cerca del IDAAN de via Brasil empezaron a preguntar a un señor que tan lejos estaba el estadio. Ahora entendí por qué uno de ellos llevaba un típico suéter de Panamá de la marea roja, pa’ apoyar nuestra sele imagino. El otro una camisa manga-larga de leñador, que por lo menos era roja. Más adelante cerca del hospital América volvieron a preguntarle al señor, el cual no supo decirles mejor cosa.

Al lado de uno de ellos un pelao escuchaba su reggae de antaño con su celular. La conversa de los suecos parecía de locutores de hípica de tanta palabra que disparaban sin detenerse. Ese pelao que estaba al lado de uno de ellos, como no entendía ni ostia, como represalia, ponía su música a un volumen que peligraba de sacarse él mismo el timpano de la oreja como desafiando la tertulia ajena.

suecos-2

Como los suecos no lograban respuesta de que tan lejos estaba el estadio, decidí en un rato más adelante decirles algo que les sirviera. Le digo a uno, el más cercano a mi, que para ir allá faltaba mucho, que cuando viesen a la derecha un montón de luces ese era el estadio. Todo en inglés machucao pa’ que entiendan. El man me escuchó y todo agradecido.

Al rato…ya que quería asegurarme de que se bajaran exactamente ahí, le dije al man en inglish, que cuando escuchara la voz de la mujer del display que dijese: «Parada, Estadio Rommel Fernandez» ahí se tenían que bajar.

Como el tranque hacia allá demoraba abismalmente la llegada, el Sueco que tenía cerca me dice que se iban a pie y preguntó que si era peligroso. Le dije, «peligroso no, pero si incómodo» ( poco de aceras chuecas en el camino). Creí entenderle que se iban a pie desde ahí hasta el Estadio y le dije que eso iba a tomarles Looong loong time, pa’ llegar allá, usando yo el mismo inglish que Durán.

Me sigue diciendo- «I what to piss (orinar), vamos a bajar». Con razón se querían bajar ya si no aguantaban la vejiga de tanta pinta, y yo entendí que se iban pa’l Rommel a pie desde ahí y me hacen chotin con el puño cerrado, y salen del bus. Me dije:- se bajaron en la parada del Moscote…mal lugar pa’ bajarse, muy oscuro, menos mal que esta lloviendo y nadie les echa el ojo criminal encima.

suecos-3

Me quedé creyendo que me la cagué haciéndoles bajararse en un lugar poco seguro, porque por ahí no hay mucha gente. Luego me bajo más adelantito en mi parada y caminando me los encuentro de nuevo y me dicen- «amigo», y vuelven a hacerme el chotin del puño y me pregunta uno que ahora veo que hablaba mejor el español y el otro algo menos, si desde ahí el camino era recto y si se puede llegar a pie al Estadio. Pensé- «Estos manes ‘tan bien ilusos». Y les dije en español que sí, que si van a pie llegarían en 40 minutos, si vuelven a coger bus unos 30, porque el tranque seguía bestial y la lluvia seguía cayendo.

Se miraron, me chotiaron de nuevo con el puñito y me agradecieron y se arriezgaron a caminar, llenos de cerveza y con una birria por el fútbol que se notaba en esa aventura que se tomaron estos dos hombres enguimbaos en Balboa, que compraron para estar a tono con el ambiente y sin nada que hacer.

Esto del turismo callejero de europeos ‘ta jamón para ellos aquí en Panamá…esto es Disneylandia comparado con otros países con mayor inseguridad pública.

Visitas:100
Hoy: 3
Total: 107755